Hay mayor alegría en dar que en recibir

Hay mayor alegría en dar que en recibir

Tengo la suerte de poder decir que soy una de las jóvenes que suele ir cada semana a la actividad del “Café Solidario”, (que consiste en hablar un rato con los transeúntes de Murcia, tras una pequeña oración, intentando poner rostro a esas personas que la rutina y la pobreza han hecho invisibles) y que cada día que se hace esta pequeña misión es un regalo, más que para la gente que nos encontramos en las calles, para nosotros mismos.

Read More