NOTICIAS

Últimas horas de misión, día 19 - "Parada en Yaoundé"

¡Comparte esta noticia entre tus contactos de WhatsApp!

Se acabó la estancia en Douala. Los españoles ya cuentan las horas para su regreso a España, a casa. Pero antes, pasarán dos días en Yaoundé, la ciudad en la que cogerán el vuelo con destino a Madrid.

Así pues, el día del miércoles 26 de julio fue una jornada de despedida en la casa de los javerianos de Douala y, a la vez, de bienvenida en la casa de la otra comunidad javeriana en la ciudad de Yaoundé.

Ambas casas son de la misma congregación de los javerianos, aunque sus fines o acciones son diferentes. En Douala, los javerianos tienen un carisma de animación misionera, de evangelización y dar a conocer a Jesús y a su Iglesia. En cambio, en Yaoundé, los javerianos están más implicados en la formación sacerdotal o la de los propios seglares. De esta manera, su principal misión es la de trabajar en las comunidades de base, en especial, en las de la parroquia de El Buen Pastor; también mantienen un contacto directo con los futuros sacerdotes diocesanos, ayudándoles en su proceso de formación y dirección espiritual.

Llegados a Yaoundé, los jóvenes se instalaron en la casa y tuvieron la presentación de los siete hermanos javerianos que durante el verano permanencen allí. Uno de ellos, el superior, es de España y fue una grata sorpresa para todos los jóvenes ya que pudieron conocer de primera mano, sin necesidad de traducciones, toda la actividad misionera que llevan a cabo y la propia historia de esta comunidad en la ciudad. Otro de los misioneros javerianos, procedente de Italia, estuvo enviado en la propia Diócesis de Cartagena, así que fue otra inesperada noticia que hizo conectar aún más a los misioneros españoles con esta comunidad javeriana de Yaoundé.

Por la tarde, tras las presentaciones, la comida y el descanso, el grupo se dividió en pequeños equipos, acompañados cada uno de un javeriano, y fueron visitando las diferentes comunidades de base de la parroquia de El Buen Pastor.

Algunos jóvenes celebraron una Eucaristía de acción de gracias en casa de una familia; otros compartieron la lectura de la Palabra del Señor y las reflexiones u oraciones que conllevaba la misma.

Y así se desarrolló el penúltimo día en Camerún, disfrutando de una nueva ciudad, otro carisma misionero de los javerianos y nuevos feligreses de otra parroquia, la de El Buen Pastor.

 

 

Fotos del miércoles 26 de julio: