NOTICIAS

Vigilia joven de la Inmaculada

¡Comparte esta noticia entre tus contactos de WhatsApp!

Reunidos por María Inmaculada, en la parroquia de San Francisco Javier – San Antón, de Murcia, se congregaron una gran multitud de jóvenes dispuestos a orar y pedir juntos a la Madre de todos.

La Coordinadora juvenil de la zona urbana de Murcia, preparó y organizó la velada, pensada y dirigida especialmente para los jóvenes.

Esta oración por la Virgen Inmaculada, contó con la presencia de un cuadro, una obra de arte que todos los Obispos españoles han querido regalar a la Pastoral Juvenil, a los jóvenes. Se trata de una imagen de la Inmaculada Joven; cuadro que irá recorriendo las diferentes Diócesis del país y que actualmente se encuentra en la Diócesis de Cartagena hasta mediados de enero.

La Vigilia comenzó con el saludo del sacerdote y párroco Pedro Juan, Coordinador de jóvenes de la vicaría de Murcia, y seguidamente con el canto de entrada; un canto que, al igual que los siguientes que se fueron realizando durante diferentes momentos de la oración, estuvo orquestado y dirigido por miembros del Coro Parroquial de San Francisco Javier – San Antón (Murcia). 

Iniciada la Vigilia, fueron tres los momentos que marcaron el transcurso de esta noche de oración:

La primera parte de la Vigilia estuvo centrada en el “sí” de María, en el pasaje de la Anunciación. Posteriormente, la segunda parte de la noche estaba fijada en la Visitación que María hace a Isabel. Por último, el tercer momento de la oración se enfocó hacia la vida de María como madre y, en especial, se profundizó en la etapa de sufrimiento y pasión que vivió la Virgen por el calvario de su hijo Jesús.

Otros momentos también fueron esenciales en la noche, y es que, durante la Vigilia, hubo varios sacerdotes repartidos por el templo, predispuestos a recibir a cada hijo de Dios que necesitara ser escuchado, atendido; abiertos de corazón para entregar el perdón mediante el sacramento de la penitencia, el regalo más bello que nos puede hacer Dios.

También hubo espacio para los gestos, acciones que llevaron a cabo varios jóvenes de diferentes parroquias de la ciudad murciana. Cabe destacar especialmente dos: el encendido de pequeñas velas que iban iluminando unas letras que juntas formaban la palabra “Misericordia”, a la que vez se iban leyendo breves reflexiones acerca de esta virtud. Y por otro lado, un momento para dar, recibir, compartir; fue el gesto de repartir a todos los asistentes unas estampas con un mensaje acerca de cómo vivir la Misericordia.

Para finalizar, el delegado de Pastoral Juvenil, Antonio Jiménez, saludó a todos los presentes en la iglesia y animó a todos los jóvenes a vivir estas Navidades y el resto del año con la intención de ser misioneros de la Misericordia.

FOTOS: